“Re pensar la dignidad de los trabajadores y trabajadoras” por Romanet Atenas – CUI – Centro Ignaciano Universitario

“Re pensar la dignidad de los trabajadores y trabajadoras” por Romanet Atenas

By 10 Mayo, 2018General

Consideraciones sobre el mes de mayo como un tiempo para re pensar la dignidad de los/as trabajadores/as 

Por Romanet Atenas
Estudiante de Derecho UAH
Escuela Sindical Clotario Blest 

En este mes especial,  es necesario re pensar el trabajo, la clase obrera y su conciencia como tal, los modos de producción, la organización y el sindicato, como fenómenos en constante cambio.  No obstante, un aspecto que es común y de la esencia a los fenómenos mencionados que nos parece fundamental comentar, es la lucha por la dignidad del ser humano con énfasis en su calidad de trabajador/a.

Nuestra Constitución en su primer artículo consagra este principio de la dignidad humana, y por ello resulta necesario mencionar y contrastar el régimen del subcontrato que nace con el desarrollo de actividades productivas más técnicas pero también por la necesidad del mercado de flexibilizar las condiciones de trabajo. Esta nueva forma de relación laboral triangular -dado que ya no es mediante una relación directa con el empleador, sino que se integra un intermediario (empresa contratista) que ejerce como empleador, no obstante sus labores se desempeñan en un lugar diferente (empresa principal) en donde se entregan a su vez otras pautas de trabajo pero no es propiamente su empleador quien la contrató-  genera una relación laboral precaria, en virtud de la constante rotación en los cargos, imposibilidad de generar una identidad en la comunidad en que se desempeñan ya que no gozan de los mismos beneficios que pertenecer a planta, etc.  Estas situaciones son producto de una inexistente organización sindical que pueda contrarrestar estos efectos, e incluso en caso de una eventual, los efectos solo quedarían en la empresa.  En cambio si es que nuestra normativa laboral no dejara a la voluntad del empleador la negociación por sector de actividad o por rama, es decir, si cajeros/as, trabajadores/as del aseo, de call center, etc. pudieran llegar a convenios colectivos a nivel nacional, las condiciones  serían otras.

Es por ello que como Escuela, hemos decidido contribuir humildemente pero con todas nuestras energías y cariño, al fortalecimiento de este principio en especial a quienes se desempeñan en esta comunidad.  Así, determinamos que nuestro objetivo sería terminar con el subcontrato en la Universidad Alberto Hurtado, y para ello decidimos que para iniciar este camino de manera responsable y continuo, comenzaríamos con completar los estudios de enseñanza media de las/los trabajadoras/es del aseo,  iniciando el segundo semestre del 2017 en conjunto con un grupo humano increíble de voluntarios/as de diferentes disciplinas de pedagogía de nuestra universidad, el proceso de “alfabetización” que consistía en reforzar conocimientos de lenguaje y matemáticas. Actualmente nos encontramos en el proceso de nivelación de estudios, que contempla exámenes de convalidación en el Ministerio de Educación.  El proceso ha sido enriquecedor para todos/as, pero no por ello libre de complejidades, porque si bien hay un acuerdo con la Universidad, que permite que todos los días puedan asistir a una clase de una hora y media durante su horario de trabajo, se plantea un desafío para la comunidad universitaria: o nos quedamos en la consigna o aportamos entre todos/as al cuidado de los espacios como forma de colaborar con este proyecto de modo que no se resienta tanto la ausencia de ellas, sino, las “tías” no podrán seguir participando de este proyecto. Seamos consecuentes.

¡Hasta que la dignidad se haga costumbre!