Rostros Zanmi: Ignacia Osses, voluntaria UAH

By 2 Julio, 2018General

Ignacia Osses, estudiante III año Psicología UAH:

“Es necesario considerar al otro como un aliado y no como una constante competencia”.

Por Carmen Sepúlveda

Un grupo de jóvenes de la Universidad Alberto Hurtado está a cargo de los talleres recreativos que entretienen a cincuenta niños haitianos, hijos de los alumnos que estudian español en Estación Central. Ignacia Osses, una de las voluntarias, cuenta que el numero de pequeños aumenta cada semana: “Faltan manos para ayudar”,confiesa.

Ignacia Osses (20 años), estudia tercer año de psicología en la Universidad Alberto Hurtado y ha dedicado los últimos dos como voluntaria de “Sábados Entretenidos”, programa que recrea a los hijos de los papás y mamás haitianos que estudian español en Estación Central. Según ella, al principio se trataba de una guardería infantil, sin embargo, con el tiempo se transformaron en talleres donde participan niñas y niños que quieren aprender y pasar un buen momento junto a sus pares. “Cuando llegué, el proyecto ya existía, pero la cantidad de niños que llegaban era de 15 o 20, ahora pueden ser hasta 50 y realmente a veces faltan manos para ayudar”, dice.

Lo que pasa en los patios del colegio San Alberto Hurtado todos los fines de semana, es cosa de niños que aunque no sepan el idioma se comunican de forma efectiva. Según esta voluntaria, siempre están muy entusiasmados con las actividades, incluso cuando no tienen tantas ganas de hacer una guía tienen energía para hacer otras cosas. “Ellos mismos nos ayudan a comunicarnos”, comenta. Más bien el proyecto se centra en que sea un espacio para compartir, jugar y obviamente aprender, pero como lo haría cualquier niño, sin importar el país de origen. El trato con ellos es siempre con empatía y tolerancia: “Me parece que en temas legales la migración es un tópico demasiado complejo como para que además a nivel social lo complejicemos, prejuzgando y poniendo trabas”, comenta Ignacia.

-¿Qué nos falta como país en la relación con los migrantes?-

-En el caso de Haití muchos no hablan una gota de español, y aún así se esfuerzan por pertenecer a esta sociedad e integrarse lo mejor posible. Creo que falta mucha consciencia de lo que significa la migración desde todas sus aristas, y a la mala interpretación han aportado mucho las entidades como la política, los medios de comunicación, y muchas autoridades.

-¿Cuál es la tarea que tenemos como país?-

-Es necesario que exista una educación que integre y enseñe a considerar al otro como un aliado y no como una constante competencia.

“Sábados entretenidos” funciona entre 17:30 a 19:30 horas en Estación Central, asisten los hijos e hijas de los estudiantes de español y con el tiempo se han sumado otros niños haitianos del barrio que han visto aquí una oportunidad de aprender y contactarse con otros niños.